Nuestro Blog

Cerraduras Embutidas. Cual compro ?

Las cerraduras para embutir son cerraduras que van situadas en el interior de la puerta, lo cual las hace piezas bastante discretas, pues todo el mecanismo quedaría oculto.

Entre las cerraduras para embutir, tenemos distintos modelos y prestaciones. Hay modelos de seguridad, que ofrecen protecciones adicionales como autobloqueo, que traba la cerradura por completo si percibe un intento de violación de su mecanismo. Son un tanto más costosas, pero vale la pena si de aumentar nuestra seguridad hablamos.

¿ Que Cerradura Para Embutir Compro?

Hay varios apartados a tomar en cuenta:

Primero y principal está tu presupuesto, para saber cuál es la mejor opción dentro de lo que puedas pagar. Recuerda que, en materia de seguridad, el dicho que reza “menos es más” no aplica para nada, mientras más inviertas en tu seguridad, más protegido estarás y te sentirás más seguro.

Vete por las mejores marcas siempre, quizás veas un modelo que dice tener más o mejores prestaciones que sea de una marca genérica o desconocida, pero es mejor irse por lo que conozcas y sepas que es de calidad. Además, mientras más utilizada sea la marca de la cerradura que compres, más cerrajeros sabrán trabajarla si llega a haber un problema.

La calidad del cilindro es clave. Lo mejor que podéis hacer es hacerte con un cilindro a prueba de palancas, así te proteges del método más común de violación de puertas de todos. Otras prestaciones como protecciones contra ganzúas y taladros también son excelentes de tener. Mientras más protecciones tenga, más difícil será para los vándalos irrumpir en tu propiedad.

¿Cómo se Instalan las Cerraduras Para Embutir?

Vamos, al fin tienes tu cerradura ideal, ahora viene el momento de decidir si vas a instalar la cerradura por ti mismo o si contratarás a un cerrajero profesional para que lo haga. Si tienes las herramientas que hacen falta, como destornilladores, taladro, cinta para medir, lima y cualquier otra cosa que las instrucciones de la cerradura indiquen: Si tienes lo necesario y te sientes seguro, procede a hacer la instalación, si no, contrata a un profesional, ya que una instalación defectuosa es un grave compromiso de tu seguridad.

Pasos de la Instalación

Lo primero es ver si la puerta abre hacia la derecha o hacia la izquierda, esto influye incluso en el modelo de cerradura que vas a comprar.

Luego, si la puerta no tenía cerradura y no hay ranura donde instalar, vamos a tener que crearla, esto es algo un poco complicado, pero aquí te damos las instrucciones necesarias para hacerlo sin problemas. Si la puerta ya tenía una cerradura anteriormente, será una instalación más simple, sobre todo si las cerraduras son de medidas idénticas.

Para comenzar deberás marcar la zona de 1.05 cm de altura más o menos, con el objetivo de que quede la manivela a una altura adecuada.

Para crear la ranura en caso de que no la haya, debes marcar con un lápiz el punto de 1,05 metros de altura, del lado donde se vaya a instalar la cerradura. Luego, con un taladro, haz los hoyos necesarios para crear la ranura, en las instrucciones de la cerradura debería decir cuáles son los puntos a taladrar. Aquí, tanto la lima como el formón te serán muy útiles para crear los hoyos de las medidas exactas. Toma en cuenta que, si vas a hacer la instalación en una puerta metálica, puede que se te complique un poco la parte de hacer los hoyos.

Una vez hecho esto, podrás instalar la caja. Si los hoyos han sido perfectos, la caja debería entrar sin problema alguno. Recuerda que una mala instalación comprometería tu seguridad, si ves que no están saliendo bien las cosas, siempre podéis llamar a un cerrajero.

Ahora vamos con el bombín, que será instalado con ayuda de la corona dentada, haremos otra ranura con ella. La ranura debe estar perfectamente colocada en los dos lados de la puerta. Lo último es colocar el escudo de la cerradura junto con los embellecedores.

En caso de que ya hubiese una cerradura de antemano ahí, todo es mucho más fácil. Si cuentan con las mismas medidas exactamente, sólo es cuestión de desatornillar la cerradura vieja y hacer encajar la nueva. Es un proceso sencillo, pero si piensas que la mejor opción es contratar a un profesional, no dudes en hacerlo, lo más prudente es irse por lo seguro siempre.

PUERTAS ACORAZADAS VENTAJAS Y CARACTERISTICAS

Las puertas más seguras del mercado hoy en día son las puertas acorazadas, su eficacia está más que probada y cada vez podemos verlas en más casas particulares, comercios y todo tipo de establecimientos. Su uso se está generalizando, cada vez más fabricantes optan por ellas por lo que tenemos a nuestra disposición una gran variedad de modelos entre los que elegir.

 

COMO RECONOCER UNA PUERTA ACORAZADA

Las puertas acorazadas se distinguen de otro tipo de puertas por su resistencia y la robustez de sus materiales pero con acabados elegantes y discretos. No se diferencian mucho de las puertas tradicionales en su aspecto por lo que no podremos distinguirlas a simple vista. Lo que las caracteriza son los materiales de los que están hechas.

Una puerta acorazada es una puerta de seguridad que tienen un núcleo de fabricado por acero electro soldado, que dada su densidad proporciona un gran aislamiento de los sonidos y de las temperaturas del exterior, además de una seguridad extra.

 

PRINCIPALES VENTAJAS

Seguridad y aislamiento. Estas dos características definen las ventajas de este tipo de puertas.

En cuanto a la seguridad, son muy resistentes a los golpes gracias a las placas de metal que al componen. Nos ofrecen más seguridad que  las puertas blindadas ya que las acorazadas tienen marco de metal y protección en todo su perímetro a diferencia de las blindadas, que de todas formas siguen siendo puertas muy seguras.

Tienen un refuerzo mayor que los otros tipos de puertas con su estructura metálica reforzada. Es por esto que la puerta no tiene ningún tipo de punto vulnerable que permita forzar la puerta mediante el uso de una palanca. Vienen acompañadas  de un modelo de cerradura  muy seguras que las complementan a la perfección con sistemas a prueba de taladros, técnica bumping, palancas y ganzúas. Convirtiéndolas en puertas muy completas y de confianza.

En cuanto al diseño, permite crear distintos dibujos aunque su interior es muy sólido, el exterior es maleable para adaptarse a los gustos de todos los clientes, ofreciendo el mismo aspecto y acabado que las puertas tradicionales, pero ganando en seguridad.

Y también es de destacar el aislamiento que proporcionan, absorbiendo los sonidos exteriores, de forma que notáremos una gran diferencia sonora al cerrar la puerta. Amortigua el sonido del tráfico constante y cualquier tipo de sonido. Asegurando la tranquilidad de tu hogar y la intimidad.

Además de que ayuda a mantener la temperatura de la casa, pues su densidad contribuye a que las temperaturas del exterior no alteren la de casa. Con lo que nos permite un ahorro de energía durante todo el año considerable. Una vez más demuestran que aunque son puertas caras, es una inversión a largo plazo que merece la pena y que al final nos saldrá rentable.

 

¿PUEDO INSTALAR LA PUERTA PERSONALMENTE?

En principio si sabes cómo hacerlo si. A la hora de la instalación es como las puertas tradicionales, no necesita de ningún elemento especial para ser instalada, con lo que si sería posible. Eso si el acabado no será nunca el mismo que si llevara a cabo la operación un profesional, además una vez que has decidido hacer la inversión en esta puerta no vale la pena correr riesgos de crear puntos vulnerables en la instalación, ya que esto podría permitir a los ladrones forzarla.

Una de las principales ventajas de las puertas acorazadas es su robustez y la dificultad que dispone el ser capaz de forzarlas y si nos arriesgamos a instalar nosotros mismos la puerta podríamos no hacerlo bien y perder todas las garantías de seguridad que nos ofrece una puerta como esta.

A nuestro modo de ver, lo mejor es solicitar los servicios de un profesional que se haga cargo de la instalación de la puerta de forma correcta y que se asegure de que todo está en orden para garantizar su máxima efectividad.

Además de posibles errores, nos ahorraremos tiempo, los profesionales tendrán la puerta instalada en unos minutos y molestias innecesarias.

Por último, si aun no te has convencido porque crees que es demasiado para tu casa, te recomendamos que no dudes. Si buscas garantías de seguridad esta es tu puerta. Y como ya hemos comentado anteriormente, cada vez más personas optan por ellas, hoy en día su uso se ha generalizado y es casi indetectable si la comparamos con las puertas tradicionales. Su aspecto es discreto y para nada ostentoso. No importa el estilo de tu vivienda, esta puerta se puede adaptar a cualquier lugar sin deshacer la imagen del conjunto.

Permite todo tipo de acabados, pinturas, dibujos y diseños que conjuntan con todas las fachadas.

Y es la puerta más segura a día de hoy que podemos encontrar en el mercado. Si tenemos la mala suerte de que hay algún ladrón interesado en nuestro hogar pronto desistirá en su empeño en cuanto vea las medidas de seguridad especiales que tiene. Estas puertas alejan ladrones que saben lo difíciles que son de forzar por lo que eligen victimas más fáciles.

 

¿DONDE PUEDO INSTALAR UNA PUERTA ACORAZADA?

No hace falta que te preocupes por esto porque las puertas acorazadas de seguridad pueden ser instalas en cualquier tipo de vivienda. Tanto en casas particulares como en edificios de pisos.

Hoy en día hay muchos modelos, de diferentes medidas, que se adaptan a cualquier espacio.

Eso si no hay que olvidar que para una seguridad más completa, debemos de añadir a nuestra puerta una buena cerradura. Ya que vamos a hacer el cambio, hagámoslo de forma correcta y completa, para no perder la efectividad del producto por una mala cerradura.

 

Como prevenid que vuestras cerraduras se atasquen

Seguramente a muchos de vosotros os ha pasado que con el tiempo se os atasque una cerradura sin poderla abrir, obligándolos a llamar a un cerrajero y gastar dinero de su bolsillo para poder repararlo. Si queréis evitar que os vuelva a pasar esto, seguid leyendo estos consejos que hoy os traemos.

Ninguna cerradura es inmune a atascarse algún día. Las cerraduras más propensas a atascarse son aquellas que tienen tiempo sin usarse, como las de la despensa o ático, o las cerraduras de vuestras segunda viviendas.

Algunos Modos :

Lubricar vuestras llaves y cerraduras

Si notáis que vuestras cerraduras empiezan a atascarse, no hay nada mejor que engrasar vuestras llaves y cerraduras para que vuelvan a la normalidad y no tendréis que repararlas.

Para lubricar vuestras llaves y cerraduras eficazmente, sólo tenéis que untarlas con un pincel mojado en aceite los puntos de contacto de las llaves y cerraduras, luego introduces la llave y la giras normalmente para que el lubricante llegue a todas las partes de la cerradura. Si no tenéis aceite, podéis usar grafito o lubricante mecánico en aerosol.

Uso de parafina

La parafina es un potente lubricante. Para usar la parafina, tenéis que colocar la llave en agua caliente y luego introducir los puntos de contacto de la llave solamente en un recipiente donde esté la parafina. Después metéis la llave en la cerradura y le dais vueltas para que la parafina ayude a lubricar totalmente el mecanismo de la cerradura.

Uso de grafito de lápiz

Este truco solo sirve en atascos de menor gravedad. Consiste en pintar con un lápiz los dientes de la llave para luego introducirla en la cerradura. No muchas personas saben sobre los poderes lubricantes de la mina del lápiz en las cerraduras.

Desarmar la cerradura

Esto es muy mala idea, ya que al hacerlo, dejaréis la puerta sin protección alguna, poniendo en riesgo vuestro hogar. Quitad la cerradura de la puerta sólo cuando tengáis listo un reemplazo.

Contratad a un cerrajero profesional.

Cuando el daño es muy grave o no estéis seguros de la situación de vuestra cerradura, siempre es mejor que contratéis a un cerrajero profesional para que os repare la cerradura. Sabemos que tal vez, queráis repararla vosotros mismos para ahorrar algo de dinero, pero créenos cuando os decimos que podéis terminar gastando más dinero si provocáis un mayor daño.

Como siempre decimos, es mejor prevenir que lamentar, a veces es mejor depositar estos asuntos en manos expertas.