Como prevenid que vuestras cerraduras se atasquen

Seguramente a muchos de vosotros os ha pasado que con el tiempo se os atasque una cerradura sin poderla abrir, obligándolos a llamar a un cerrajero y gastar dinero de su bolsillo para poder repararlo. Si queréis evitar que os vuelva a pasar esto, seguid leyendo estos consejos que hoy os traemos.

Ninguna cerradura es inmune a atascarse algún día. Las cerraduras más propensas a atascarse son aquellas que tienen tiempo sin usarse, como las de la despensa o ático, o las cerraduras de vuestras segunda viviendas.

Algunos Modos :

Lubricar vuestras llaves y cerraduras

Si notáis que vuestras cerraduras empiezan a atascarse, no hay nada mejor que engrasar vuestras llaves y cerraduras para que vuelvan a la normalidad y no tendréis que repararlas.

Para lubricar vuestras llaves y cerraduras eficazmente, sólo tenéis que untarlas con un pincel mojado en aceite los puntos de contacto de las llaves y cerraduras, luego introduces la llave y la giras normalmente para que el lubricante llegue a todas las partes de la cerradura. Si no tenéis aceite, podéis usar grafito o lubricante mecánico en aerosol.

Uso de parafina

La parafina es un potente lubricante. Para usar la parafina, tenéis que colocar la llave en agua caliente y luego introducir los puntos de contacto de la llave solamente en un recipiente donde esté la parafina. Después metéis la llave en la cerradura y le dais vueltas para que la parafina ayude a lubricar totalmente el mecanismo de la cerradura.

Uso de grafito de lápiz

Este truco solo sirve en atascos de menor gravedad. Consiste en pintar con un lápiz los dientes de la llave para luego introducirla en la cerradura. No muchas personas saben sobre los poderes lubricantes de la mina del lápiz en las cerraduras.

Desarmar la cerradura

Esto es muy mala idea, ya que al hacerlo, dejaréis la puerta sin protección alguna, poniendo en riesgo vuestro hogar. Quitad la cerradura de la puerta sólo cuando tengáis listo un reemplazo.

Contratad a un cerrajero profesional.

Cuando el daño es muy grave o no estéis seguros de la situación de vuestra cerradura, siempre es mejor que contratéis a un cerrajero profesional para que os repare la cerradura. Sabemos que tal vez, queráis repararla vosotros mismos para ahorrar algo de dinero, pero créenos cuando os decimos que podéis terminar gastando más dinero si provocáis un mayor daño.

Como siempre decimos, es mejor prevenir que lamentar, a veces es mejor depositar estos asuntos en manos expertas.